Año 2013, traumático en materia de legislación tributaria, laboral y contable

Si algo podemos asegurar los profesionales de la contaduría pública, administradores, empresarios, asistentes y demás personas encargadas de las tareas relacionadas con el ámbito tributario, laboral y contable de las organizaciones, es que el año 2013 ha sido una año bastante traumático en cuanto a legislación se refiere.

Esta situación se agrava mucho más en los contadores públicos, funcionarios en los cuales recae la obligación de estar al tanto de las disposiciones normativas que regulan su ejercicio y de aplicarlas en su trabajo.

Este escenario se veía venir luego de una reforma tributaria, Ley 1607 de 2012, aprobada de manera rápida y sin los debidos estudios y debates que se requerían, aunado todo ello al proceso de convergencia hacia normas internacionales de contabilidad que las empresas deben implementar, proceso pregonado por la Ley 1314 de 2009.

En materia tributaria, las reglamentaciones a la Ley 1607 de 2012 se han dado de manera improvisada, errada e incompleta. Un claro ejemplo de ello tiene que ver con el impuesto sobre la renta para la equidad – CREE y el régimen de retención en la fuente aplicable al impuesto. En sus inicios los agentes retenedores debían practicar las retenciones a los sujetos pasivos y pagarlas en unos plazos cortos y por medio electrónico; luego se ampliaron los plazos, y por último, ya no se debían practicar retenciones, sino que los mismos sujetos pasivos se practican autorretenciones de sus ingresos y su pago podría ser en ventanillas de bancos.

Esta misma tendencia de cambios improvisados es reiterada en otros tipos de impuestos o procedimientos. La solicitud de información exógena correspondiente al año 2014 fue regulada en los términos estipulados, pero representó cambios considerables respecto a su presentación. Cosa distinta fue la requerida por el año 2013, que por un vacío en la reforma tributaria, no existía facultad por parte del Director de la DIAN para solicitar dicha información, razón que motivó al Gobierno a emitir un decreto permitiéndole esa facultad, y que solo fue hasta diciembre de 2013 cuando emitió la Resolución respectiva.

En materia laboral, entró a regir, para sujetos pasivos del CREE, la exoneración de aportes parafiscales (SENA e ICBF). A partir de enero de 2014, la exoneración aplica de igual forma para el aporte a salud del empleador (8.5%). Asimismo, este año fue expedido el Decreto que permite la cotización a seguridad social para los trabajadores que laboren por periodos inferiores a un mes.

En materia contable, así fue en el año 2012 y en este no podía ser la excepción. Recordemos que en diciembre de 2012, se emitieron los Decreto 2706 y 2784 que componen el marco técnico normativo de información financiera para los Grupos 3 y 1 respectivamente. Estaba pendiente el marco aplicable al Grupo 2. Y para sorpresa, fue en diciembre de 2013, cuando se emite el Decreto que pretende regular la aplicación de normas internacionales de contabilidad para dicho grupo.

En vista de todo lo anterior, solo nos queda la esperanza y el deseo que este año 2014 no sea tan traumático, y que nuestra labor no se vea tan interrumpida por las pausas que se requieren para poder actualizarnos de las disposiciones normativas que se emitan por parte del Gobierno y demás autoridades.


Elkin Cruz Torrado
Info_Contable: Información Contable, Tributaria y Laboral

Sígueme en:
Twitter: @Info_Contable

Facebook: /Info.Contable

Comentarios